Clases de Chikung, Taichi y Kungfu

ABIERTA LA  INSCRIPCIÓN PARA EL CURSO 2016/17

TOMA NOTA DE LA FECHA DE COMIENZO DE LAS CLASES GENERALES EN COLMENAR VIEJO : 

KUNG FU: LUNES 19 DE SEPTIEMBRE

CHIKUNG Y TAICHI: MARTES 20 DE DE SEPTIEMBRE

Un ser vivo es mucho más que carne y huesos, células y fluidos: es ante todo, energía

Chikung, Taichi y Kungfu son tres facetas distintas de un mismo arte: el “Neikung”, o trabajo interno con la energía. Se basan en el profundo conocimiento de la fisiología y la biomecánica del cuerpo humano y su interacción con la mente y las emociones desarrollado por la medicina tradicional china a lo largo de milenios de minuciosa observación, estudio y práctica.

Nos enseñan a comprender cómo funcionan nuestros centros y canales energéticos, a equilibrar y cultivar la energía que fluye por ellos, y a aprovechar su dinámica para movernos eficazmente con el menor esfuerzo.

Se pueden aprender a cualquier edad. Como cada una de ellas presenta un grado de esfuerzo y de complejidad diferente, existe una disciplina adecuada para cada circunstancia personal.

Durante la práctica, unimos la intención y el movimiento. De ese modo abrimos un espacio de quietud y accedemos a nuestro estado de armonía natural -la sensación de alegría y sosiego que potencia nuestro sistema inmunitario y nuestro equilibrio general. Aunque a veces una vida acelerada y alejada de la naturaleza nos lo haga olvidar, ese bienestar está siempre presente en nuestro interior, aguardando a que nos detengamos un instante para regresar a él.

Por qué practicar

Las disciplinas del Neikung trabajan a partir de la musculatura profunda, estabilizadora de la postura, al y fortalecen las fascias – la musculatura principal que envuelve y protege los órganos y distribuye los fluidos por el conjunto del cuerpo. El resultado más inmediato es la mejora general del tono muscular, la postura, el equilibrio y la atención.

Esos cambios tienen importantes consecuencias sobre nuestro organismo. Por ello corren ríos de tinta sobre los beneficios del Chi Kung y el Taichi para la salud (enlace a: ciencia). La ciencia occidental está comprobando con sus propios medios y patrones que estas prácticas alivian un sinfín de dolencias, mejoran la tolerancia y la eficacia de los tratamientos contra el cáncer, frenan el avance de las enfermedades degenerativas… No queremos aburrirte con una enumeración interminable: si tienes curiosidad, en nuestra sección Ciencia encontrarás algunos ejemplos de efectos terapéuticos documentados por la ciencia occidental.

Los problemas de salud suelen ser uno de los grandes motivos para acercarse a estas disciplinas. Muchos alumnos de Tong Ren nos interesamos inicialmente por ellas porque queríamos superar lesiones, trastornos o dolencias diversas. Y cuando desaparecieron, ¡seguimos practicando! Hemos descubierto una forma de centrarnos, y un arte que enriquece nuestra existencia. Cuando rememoramos el dolor o la enfermedad que nos condujo a la primera clase, nos maravilla comprender que gracias a aquel episodio, nuestra vida dio un giro, y ahora la llevamos de forma muy distinta...

Un modo de enseñanza distintivo: la transmisión directa

El Neikung solo se aprende por transmisión directa de un maestro vivo – una cadena de enseñanza personal que se remonta hasta la fuente del arte. Cada maestro recoge la fuerza y la sabiduría de quienes le precedieron, y aporta su propia cosecha de experiencia e indagación personal. De ese modo, las generaciones sucesivas van enriqueciendo el linaje, igual que los afluentes de un río van engrosando sus aguas.

De clase en clase, el profesor, depositario de ese caudal de conocimientos, observa nuestras dificultades, y nos propone las correcciones que somos capaces de integrar en cada fase de nuestro avance. Ningún vídeo o manual puede sustituir sus orientaciones, aunque en ocasiones nuestro profesor nos proporcione material de apoyo para orientar nuestro entrenamiento y profundizar nuestra comprensión de las técnicas.

Los profesores de Tong Ren son un eslabón de la cadena de transmisión ininterrumpida desde los orígenes del Taichi desarrollado por la familia Chen, cuyo depositario vivo actual es el Maestro Chen Xiang. La Fundación Hun Yuan difunde sus enseñanzas en España, organizando visitas anuales del Maestro a España, y de nuestro maestro nacional y los alumnos que lo deseen A China. Esa posibilidad de conexión directa con el origen de estas disciplinas es un privilegio extraordinario que garantiza la autenticidad y la vitalidad de nuestraescuela.